In: noticias

​Cáncer de mama

El cáncer de mama es la proliferación anormal y desordenada de células mamarias malignas que conduce al crecimiento descontrolado de un tumor dentro de la mama, el cual tiene la capacidad de invadir a otros órganos. Se considera la primera causa de enfermedad y muerte por cáncer entre las mujeres colombianas. También se presenta en menor número en hombres.

La actividad física, la alimentación saludable, evitar el sobrepeso, disminuir el consumo de alcohol, así como el amamantamiento pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de mama.

Los signos y síntomas del cáncer de mama incluyen:


●  ​Presencia de masas o bultos en los senos o en las axilas
●  Endurecimiento o hinchazón de una parte de las mamas
●  Enrojecimiento o descamación en el pezón o las mamas
●  Hundimiento del pezón o cambios en su posición
●​  Salida de secreción por el pezón, en periodos diferentes a la lactancia
●  Cualquier cambio en el tamaño o forma de las mamas
●  Dolor en cualquier parte de las mamas o axilas
●  ​Inflamación debajo de la axila o alrededor de la clavícula

Si usted identifica alguno de estos signos, por favor consulte con el médico en su IPS.

El Autoexamen

El mejor momento para hacérselo es de 3 a 5 días después del comienzo del periodo. Las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual. Si llegó a la menopausia, hágalo el mismo día todos los meses. Para ello siga estos pasos.

Paso 1: Párese frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera y mírese las mamas.

Esto es lo que debe encontrar:

  • Mamas de tamaño, forma y color normales.
  • Mamas bien formadas, que no presentan deformaciones ni inflamaciones visibles.

Si nota alguna de las siguientes alteraciones, informe a tu médico:

  • Formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel.
  • Cambio de posición de un pezón o pezón invertido (está metido hacia adentro en lugar de sobresalir).
  • Enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación.

Paso 2: Ahora, levante los brazos y fíjese si ve las mismas alteraciones.

Paso 3: Cuando este frente al espejo, fíjese si le sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento, o sangre).

Paso 4: Luego, acuéstese y pálpese las mamas con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procure utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente.

Controle la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.

Siga algún tipo de patrón para asegurarse de cubrir la mama entera. Puede empezar con el pezón y avanzar en círculos cada vez mayores hasta llegar al borde exterior de la mama. También puede mover los dedos verticalmente, hacia arriba y hacia abajo, como si estuviera cortando el césped. Este movimiento ascendente y descendente suele ser el más utilizado por las mujeres. Asegúrese de palpar todo el tejido mamario, tanto en la parte delantera como en la parte trasera: para palpar la piel y el tejido superficiales, ejerza una leve presión; para llegar al tejido ubicado en la parte media de las mamas, una presión moderada, y para el tejido profundo, una presión firme. Al llegar al tejido profundo, tiene que poder sentir la caja torácica.

 

Paso 5: Finalmente, pálpese las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres dicen que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza, de modo que prefieren realizar este paso en la ducha. Controle la mama completa con los mismos movimientos que se describen en el paso 4.